Click acá para ir directamente al contenido

Continúan los problemas en La Polar, luego que durante la jornada de ayer, el Servicio Nacional de Aduanas informara de una quinta incautación de productos presuntamente falsificados de las marcas deportivas Under Armour, Adidas y Nike. Según se informó, serían 69.725 productos retenidos, que corresponden a un valor de 958 mil dólares, por lo que desde el servicio aduanero presentaron una querella criminal en contra del representante legal del proveedor y quienes resulten responsables por los delitos de contrabando y falsificación imitativa. 


A la casa comercial se le acusa de infringir, entre otras cosas, la Ley de Propiedad Industrial e Intelectual, debido a una supuesta imitación de los distintivos de las empresas deportivas. En nuestro país, la propiedad intelectual está regulada desde 1970, cuando se instaló la ley 17.336 la cual, junto a su modificaciones en el tiempo, apunta a proteger los derechos de los autores de cualquier creación que produzca la mente humana, ya sea inventos, modelos de utilidad, obras literarias, artísticas o, como en este caso, marcas tanto de servicio, como de comercio. 


Por este tema, Kike Mújica conversó, en una nueva edición de Doble Click, con Juan Francisco Reyes, Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, quien comentó que “la defensa de la empresa ha sido que los productos son originales pero difieren de los productos que se venden en las tiendas oficiales de esas marcas, lo que lleva a cuestionar si son productos falsificados o no”. Además, el profesor señaló que “en Aduanas hay una suerte de algoritmo que le dice cuando le toca revisar un producto de manera aleatoria, esa revisión es a través de un aforo documental o un aforo físico, en el primero se piden todos los antecedentes del envío y el segundo es la revisión de los paquetes”.


Además, el entrevistado se refirió a los retailers y sus proveedores regulares, tomando como ejemplo a Adidas, señalando que “pasa a veces que marcas como Adidas, pueden tener licenciatarios, que son terceros autorizados para producir sus productos con la marca y esos licenciatarios terminan distribuyendo, siguiendo las guías de fabricación de Adidas, productos que son conforme al estándar de Adidas pero a través de canales distintos o mercados distintos.


Bajo esa misma línea, Juan Francisco, volviendo al caso de La Polar, dijo que “pudiera haber ciertas diferencias en diseño o en tallaje que pueda llevar a que los productos sean distintos y que eventualmente no sean del todo conocidos. Puede ser también que ese licenciatario exceda sus facultades y que no cumple los estándares (...) el adquirente puede haberse metido en un problema sin saberlo”.


DESCUBRE

Podcast - Doble Click - Entrevista

En Doble Click, Ramón Ulloa profundiza en la actualidad, revisando las historias, contextos y las causas complementarias de cada noticia, con expertos en las materias.

+ Ver más

A OTROS USUARIOS LES HAN INTERESADO ESTOS PODCASTS