Click acá para ir directamente al contenido

Un trabajo para la Universidad Adolfo Ibáñez fue el puntapié del proyecto Yerka: un profesor de Taller de Diseño en la carrera de Ingeniera, les encargó  a los estudiantes Andrés Roi, Cristóbal Cabello y Juan José Monsalve mejorar un medio de transporte. Eligieron la bicicleta como inspiración. Como a uno de ellos le habían robado su bicicleta en dos ocasiones, acabó convenciendo al resto de crear una bicicleta que no se pudiera robar.


Así nació Yerka Bikes, una bicicleta con una intervención hecha en el la parte inferior del cuadro. Este se abre y el sillín, que se extrae completamente, ejerce como cierre bloqueando la bicicleta. Si se quiere robar, hay que destrozarla por lo que ésta pierde todo su valor. 


Cuando presentaron el trabajo a sus profesores descubrieron que no solo iban a sacar una buena nota; GarageUAI, una institución dentro de la universidad destinada al apoyo de los alumnos emprendedores, decidió ayudarlos a que la bici de PVC de su trabajo se hiciera realidad.


En su sitio web, los creadores de la marca señalan que el emprendimiento nació con el propósito de entregar a todos los ciclistas las soluciones de transporte más seguras para su vida cotidiana. Para lograr esto, se preocuparon por desarrollar productos con diseño y tecnología innovadora siempre persiguiendo la seguridad.


Actualmente, Yerka comercializa 600 bicicletas al año, de la tercera generación, vía e-commerce en 23 países, las que fabrican en Shanghái y Europa. Además, están desarrollando un modelo con motor eléctrico y accesorios como chaquetas y poleras con reflectantes. 


A la fecha, el emprendimiento, parte del portafolio de la incubadora de Negocios Chrysalis de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), ha levantado capital privado por US$ 500.000 y obtenido dos fondos de Corfo por US$ 100.000 en total. Hoy están en su segunda ronda de inversión por US$ 3 millones, la que dividirá en tickets de US$ 100.000 y cuya primera parte esperan concluir a finales de junio.


En 2018 Yerka facturó US$ 300.000 y la proyección para este ejercicio, es cerrar con US$ 550.000 y US$ 1,5 millones en 2020, una vez que empiecen a vender el nuevo producto.




DESCUBRE

Podcast - Creadores

Constanza Santa María conversa con creadores, de las más variadas disciplinas, para conocer de cerca cómo son los procesos creativos detrás de sus obras.

+ Ver más

A OTROS USUARIOS LES HAN INTERESADO ESTOS PODCASTS