Click acá para ir directamente al contenido

El impacto generalizado que se produjo más allá de las fronteras del Reino Unido con la muerte de la Reina Isabel II, no sería igual sin la serie The Crown. La monarca fue una presencia permanente y una figura global desde lo que parece siempre. Apareció en novelas, pinturas, estampillas, canciones y libros, pero para quienes no somos súbditos de la corona británica y sí esclavos de Netflix, nuestra mejor comprensión a su, a la vez, expuesta y hermética figura, y a su implacable sentido del deber, está dada por la exitosa serie que ya ha estrenado cuatro temporadas. Una ficción que las audiencias tratamos como si fuera un documental de la vida real.

Por Angélica Bulnes

Lee y escucha la versión completa de esta columna AQUÍ

Encuentra todas las columnas de esta edición especial sobre la Reina Isabel II y más de 11 de septiembre de Rat Pack Domingo AQUÍ

A OTROS USUARIOS LES HAN INTERESADO ESTOS PODCASTS