Click acá para ir directamente al contenido

Primero fue la pandemia, luego la guerra. Con una inflación disparada en el mundo son los alimentos los que más se han visto resentidos, con precios que hoy están por las nubes. Aquí, en Europa y en Estados Unidos. La pregunta del millón: cuánto más habrá que pagar por una hallulla, una marraqueta o una baguette.

Por Paula Comandari

Lee y escucha la versión completa de esta columna AQUÍ

Encuentra todas las columnas de esta edición de 23 de octubre de Rat Pack Domingo AQUÍ

A OTROS USUARIOS LES HAN INTERESADO ESTOS PODCASTS