Click acá para ir directamente al contenido

book icon Viernes 12 de agosto de 2022

La estrategia del Apruebo y el Rechazo para los últimos 21 días de campaña

¿Cómo se preparan ambos bandos para ganar la última milla en el plebiscito del 4 de septiembre? Aquí, los detalles del plan que preparan para posicionar sus posturas, convencer a los indecisos, y ganar la carrera.

Paula Comandari

El acuerdo sellado esta semana por los partidos del oficialismo -para reformar la constitución en caso de ganar el Apruebo- es el arma clave del comando para enfrentar las próximas tres semanas de campaña.

No fue fácil convencer a todos en el sector de que para ganar el 4 de septiembre era necesario consensuar un documento con cambios concretos. Pero el casa a casa, explica el diputado de Convergencia Social, Diego Ibáñez, pieza estratégica en las negociaciones de Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático, les permitió olfatear mejor y percibir que los propios sectores populares C y D, a los que ellos aspiran conquistar, solicitaban esas transformaciones. De lo contrario, dice, iban a votar Rechazo.

Es por eso que el propio presidente Gabriel Boric puso el tema sobre la mesa: en el documento de entendimiento había que insistir en el derecho a la vivienda propia, la salud privada, libertad de elección en educación y un sistema mixto en materia previsional, entre otros. La instrucción ahora es salir a mostrar estas ideas a lo largo del país, aun cuando parece contradictorio respecto de sus mensajes anteriores.

Para transmitir ese relato, en las próximas semanas será clave la movilización de voluntarios que logren desmitificar temas y, a través del acuerdo, dar certezas a muchos de quienes hoy siguen indecisos.

Esa es la imagen que tienen en mente: concretar un gran despliegue territorial, a través de sus 270 comandos repartidos en Chile y lograr pasar de 500 mil a 2 millones de casas, con énfasis en las comunas de Maipú, Renca, Puente Alto, La Florida; y en regiones, en Concepción y Valparaíso.

Con el documento consensuado en mano, también pretenden intensificar su presencia en radios y televisión, además de intentar algo que hasta ahora han “despreciado”: llegar a la élite y convencer a columnistas y panelistas de que el nuevo texto genera más estabilidad y confianza, de manera que ese mensaje llegue también a los ciudadanos.

Asimismo, tienen planeado replicar los llamados “Apruebazos”, eventos masivos, al estilo del que hicieron en Maipú, ahora en las grandes ciudades. De hecho, durante este último fin de semana, varias bandas de música como La Combo Tortuga, Inti-Illimani y la cantante Soulfia, estarán tocando en Puente Alto y en Viña del Mar cantará el vocalista de Illapu, Roberto Márquez.

En la vereda contraria, el Rechazo parece incluso más organizado que el Apruebo para los próximos 21 días. Quizás como no se les había visto hace años, los jefes de partidos dicen sentirse cómodos y bien coordinados entre ellos en los pasos a seguir, y las decisiones que van tomando día a día.

Al parecer, nada se ha dejado al azar: han logrado que los diversos grupos que no apoyan la propuesta constitucional estén totalmente alineados. De hecho, conversan a diario, definen las pautas semanales, juntos deciden quiénes harán las vocerías, además de idear las estrategias para ir sumando apoyos. Tal es el nivel de coordinación que durante este fin de semana, liderazgos políticos de la centroizquierda aparecerán en la Franja del Rechazo.

La idea, como dice el presidente de Renovación Nacional, Francisco Chahuán, es ir presentando novedades semana a semana con una consigna en mente: hay que evitar cometer errores, para no impactar los 10 puntos que los separan del Apruebo según las encuestas. Ese es un input relevante, porque las encuestas en parte incorporarán la percepción que tendrá la gente sobre los acuerdos pactados, y si les creen o no a las distintas coaliciones.

Si bien para muchos los compromisos de esta semana sellados por la derecha -los cuales también confluyeron en un documento- son demasiado generales, no son pocos los expertos que consideran que, en el escenario actual, es mejor mantener el statu quo y no ahondar en posibles modificaciones, porque eso podía generar tensión en el sector.

Sin embargo, desde Chile Vamos explican que existe la sensación de que muchos están abogando para que algo así se materialice en los próximos días, por lo que están dispuestos a precisar esos compromisos, en las bajadas que sean necesarias, para lo cual se encuentran trabajando.

Entre las novedades que nos revelaron en exclusiva, es que hoy domingo publicarán una carta firmada por 100 personajes públicos del mundo académico y científico, de la cultura, la política y las artes, que no se identifican históricamente con la derecha, pero que, convencidos de que Chile “merece más”, votarán Rechazo.

Creen que es necesario más diálogo y que “es indispensable dotar al país de una nueva constitución, ésta no puede dejar flancos abierto que posibiliten un debilitamiento de la democracia que tanto costó recuperar”.

En la misiva aparece la firma de varios renombrados personajes, como los del arquitecto Matías Klotz; el actor Álvaro Rudolphy; los escritores Carlos Franz, Gonzalo Contreras y Mauricio Electorat; los artistas visuales Benjamín Lira y Gonzalo Cienfuegos; el ex rector de la Universidad de Chile Luis Riveros; y el ex presidente de la DC y hoy profesor Ignacio Walker.

Además, en la agenda de la derecha tienen contemplado un hito histórico: aprobar la próxima semana el proyecto que busca eliminar los quórums de Leyes Orgánicas Constitucionales y Leyes de Quórum Calificado. Algo impensado en el sector hace muy poco tiempo. A lo que se suma que la subsiguiente, respaldarán la tramitación de la iniciativa de la senadora Ximena Rincón, la cual plantea tres alternativas para continuar el proceso a partir del 5 de septiembre.

Todas, dicen, muestras concretas de que los cambios para generar una nueva constitución vienen sí o sí y que serán empujados por la propia derecha, porque la del 80 está completamente obsoleta, recalcan.

Paula Comandari