Click acá para ir directamente al contenido

book icon Domingo 8 de mayo de 2022

Los escenarios que se abren si gana el rechazo

Andrea Vial Andrea Vial

Dada las tendencias de las encuestas y porque siempre es razonable tener un plan B, en todos los frentes políticos se empiezan a diseñar los escenarios posibles en caso de que el rechazo gane en el plebiscito del 4 de septiembre. He aquí algunos de ellos.

Andrea Vial

Muchos piensan que, de ganar el rechazo, no puede seguir rigiendo la Constitución del 80. Algunos por convencimiento y otros porque asumen que sería irreal que la mayoría del país apoyara esa idea. En lo que todos coinciden, eso sí, es que cualquiera sea la nueva fórmula de reemplazo de la actual Carta Magna, se requiere de un amplio pacto político. Un nuevo 15 de noviembre.

En lo que todos coinciden, eso sí, es que cualquiera sea la nueva fórmula de reemplazo de la actual Carta Magna, se requiere de un amplio pacto político. Un nuevo 15 de noviembre.

Entre las ideas que circulan hay algunas más plausibles que otras. Todas, sin embargo, buscan solucionar de alguna manera el vacío político, institucional e incluso emocional que pueda dejar una eventual derrota del apruebo.

Todos buscan solucionar de alguna manera el vacío político, institucional e incluso emocional que pueda dejar una eventual derrota del apruebo.

Para la derecha, la complejidad está en cómo hacer creíble su postura democrática en el sentido de no aceptar volver a la Constitución vigente. “Hay que despejar el miedo que plantea Carolina Tohá”, señala el presidente de la UDI, Javier Macaya. El senador se refiere a la desconfianza que ha manifestado la exalcaldesa de Santiago si volvemos a las reglas originales de los 2/3 para decidir los cambios en la Constitución actual.

“Le tengo temor a la actitud de la derecha”, dijo Tohá. “Es obvio que pueden decir que la Constitución del 80 está superada, pero está superada por la puerta que yo digo, en la medida que yo quiero y de la manera que yo establezco. Y eso es delicado. No confío en lo más mínimo en cómo la derecha chilena maneje ese escenario”, señaló.

Macaya está de acuerdo. De ganar el rechazo y decidir ir por la vía de reformar la actual Constitución, implica cambiar los quórums. “Tienes que hacer gestos de confianza”, dice el senador UDI, “y una modificación de las mayorías necesarias es uno. Por ejemplo, bajarlos a 4/7”.

El economista del Frente Amplio, candidato a doctor en Métodos de Investigación Social, Noam Titelman, tiene la misma aprensión de Carolina Tohá. Dice: “Si se quiere una nueva Constitución, hay que votar apruebo, asegurando que las reglas transitorias le den suficiente margen al Congreso para reformarla, con un quórum más bajo y que incluya un plebiscito. Es más probable una tercera vía con apruebo, que con rechazo", sentencia Titelman.

Otra idea más revolucionaria, en la acepción renovadora del concepto, es lo que plantea el sociólogo Alfredo Joingnant y que nace de una idea que planteó hace un tiempo Renato Crispi, Fernando Atria y Arturo Fontaine en un libro: revisitar la Constitución del 25 y actualizarla. “Esa Carta Magna es el último momento en el cual hubo un consenso constitucional en Chile”, señala el investigador de COES. “El déficit está en el origen, porque no fue con participación democrática”.

Al abogado experto en derecho electoral del Partido Socialista, Gabriel Osorio, no le parece una idea descabellada. “Se implementa vía un referéndum constitucional o un acuerdo político, poniendo ojo en cómo se resuelve el tema de los independientes”, dice. “El gran problema de diseño de la Convención Constitucional es la inclusión de las listas de independientes", agrega. “Porque atomizaron a tal punto la Convención, que hace imposible que los 2/3 sea lo que quiere la ciudadanía. Además, impiden la negociación por bloque”.

Para el exministro del Tribunal Constitucional en tiempos del ex Presidente Ricardo Lagos, Jorge Correa Sutil, “hay que empezar a tejer un nuevo pacto político. Y esto debe ser previo al resultado del plebiscito de salida”.

“Power to the People”, así, recordando la canción de Lennon, el exministro Gonzalo Blumel resume lo que a él le da vueltas en su cabeza, si gana el rechazo. “Esto nació de la gente y habrá que devolverle a ella la decisión”. Y en ese sentido, uno de los impulsores del acuerdo del 15 de noviembre, coincide con Correa Sutil: “Esto debiese resolverse antes de septiembre, con el apoyo de un gran arco político”.

Y agrega: “Convocaría a un nuevo plebiscito para preguntarle a la gente cómo seguir adelante. Una papeleta con plazos y tres o cuatro mecanismos como alternativas para el proceso de redacción de una nueva constitución”.

Después de que el Presidente, hace una semana, abriera la posibilidad de estudiar un nuevo escenario si gana el rechazo, la gran incógnita es qué propondrá el gobierno de Gabriel Boric.

Andrea Vial