Click acá para ir directamente al contenido

book icon Domingo 17 de julio de 2022

Qué se juega Chile en el Chile day

Paula Comandari Paula Comandari

Algunos ejecutivos apuestan que el evento permitirá despejar dudas, conocer detalles de los planes del gobierno y las expectativas de que las conversaciones calmen al mundo empresarial. Otros tienen pocas esperanzas de que la intervención del ministro de Hacienda, Mario Marcel, cambie la ola de pesimismo que envuelve al país.

Paula Comandari

Hay empresarios que piensan que Mario Marcel, derechamente, se juega la credibilidad del Ejecutivo en el Chile Day, el encuentro que busca promocionar a Chile en el exterior como un país altamente atractivo para hacer negocios.

Allí, piensan algunos, el ministro de Hacienda debe hacer un esfuerzo adicional para explicar por qué nuestro país sigue siendo un buen lugar para invertir.

Hay empresarios que piensan que Mario Marcel, derechamente, se juega la credibilidad del Ejecutivo en el Chile Day, el encuentro que busca promocionar a Chile en el exterior como un país altamente atractivo para hacer negocios. 

El mandamás de la billetera fiscal aterrizará en Estados Unidos bajo una perfecta tormenta: inflación desatada, altas tasas de interés, el dólar por las nubes, el cobre deprimido, intervención del Banco Central y una reforma tributaria en marcha, que mantiene al mundo empresarial al aguaite.

Por eso, entre ejecutivos del sector financiero hay pocas expectativas de los efectos que generará el encuentro que se llevará a cabo entre lunes y martes, en Nueva York. Los más pesimistas dicen que el mercado de capitales no es prioridad de este gobierno y que con la incertidumbre actual, empujada por el proceso constituyente y la propia reforma tributaria, es difícil dibujar algo creíble para ese sector.

Los más pesimistas dicen que el mercado de capitales no es prioridad de este gobierno y que con la incertidumbre actual, empujada por el proceso constituyente y la propia reforma tributaria, es difícil dibujar algo creíble para ese sector.

Entre altos mandos del mundo minero existe esa misma sensación. En su caso, aseguran que la reforma al royalty está controlada por el Partido Comunista y que Marcel tiene poco espacio para remar contra esa corriente. Aun así, hay otros que consideran que esta puede ser la instancia para que el titular de Hacienda explique mejor la hoja de ruta, los tiempos en que aplicarían los cambios, además de despejar varias dudas que han surgido en distintos sectores productivos.

Por eso, algunos piensan que, en esta instancia, Mario Marcel se juega su propia credibilidad. Sobre todo, por el ruido que ha generado después de materializar iniciativas que, se presume, nunca empujaría si no tuviera un rol político. Por ejemplo, el proyecto de un quinto retiro acotado y la presentación del Bono Invierno, el cual fue cuestionado por economistas de manera transversal.

Marcel tiene claro que debe espantar fantasmas y dar señales de tranquilidad. Tanto, que, si bien varios ejecutivos apostaban que el titular de Hacienda no iba a viajar a Nueva York, porque se concentraría en el debate tributario en el Congreso, sus cercanos afirman que su presencia en Estados Unidos nunca estuvo en duda, porque para él es un momento estratégico para calmar los ánimos y reanimar la inversión.

Marcel tiene claro que debe espantar fantasmas y dar señales de tranquilidad (...) Sus cercanos afirman que su presencia en Estados Unidos nunca estuvo en duda, porque para él es un momento estratégico para calmar los ánimos y reanimar la inversión.

De hecho, el ministro sabe que en su condición de jefe de la billetera fiscal cumple un rol protagónico en este encuentro, muy distinto a sus intervenciones como banquero central. Por lo mismo, está preparando con mucho cuidado el mensaje que quiere transmitir. Entiende que es primordial detallar el contenido de la reforma en primera persona, porque sabe que su voz es clave para un sector que desconfía de la administración Boric, pero que aún tiene ciertas esperanzas de que Marcel pueda influir en la discusión y las directrices del Gobierno.

Por eso, hay varios empresarios que apuestan que, durante el Chile Day, incluso, Marcel explicite por qué votará apruebo, además de aprovechar esta oportunidad para plantear algunas iniciativas que apunten a la reactivación. Porque hasta la fecha, recalcan, el ex presidente del Banco Central no está jugando su rol de ministro de Hacienda que traza un camino claro hacia el crecimiento y la inversión. 

La reunión del Chile Day en Estados Unidos, donde Marcel se reunirá con inversionistas chilenos y extranjeros, es un buen escenario para que responda interrogantes que ya están dando vueltas en el mundo empresarial: ¿qué está haciendo Chile por crecer? O si ¿basta con esperar medidas de productividad a cinco años? 

Asimismo, también es un momento relevante para que los ejecutivos puedan plantear temas, ya que, en esta reunión política empresarial, a diferencia de otras, hay espacio para preguntas espontáneas. Un asiduo participante de este evento recuerda que en su momento se le cuestionó en el Chile Day al entonces ministro de Hacienda, Alberto Arenas, por su campaña anti empresarial, al comienzo de su gestión en 2014. Y se espera que ahora los participantes también puedan hacerle ver a Marcel sus preocupaciones.  

Hay harto pesimismo en diversas industrias que miran cautelosos el devenir del país. Y ponen un ejemplo: el subsecretario de Relaciones Internacionales, José Miguel Ahumada, a quien un ejecutivo acusa de continuar bloqueando los tratados de libre comercio con el mundo. Por lo mismo, afirman que es hora de que Marcel transmita consistencia a los inversionistas que no miran con buena cara lo que se viene.

Paula Comandari