Click acá para ir directamente al contenido

book icon Domingo 23 de octubre de 2022

Voces de mujeres mexicanas

Marisol García Marisol García

No son las más difundidas hasta ahora en Chile, pero tienen este año discos dignos de la atención. Carla Morrison y Silvana Estrada nos recuerdan que el pop mexicano también se trata sobre intimidad.

Marisol García

Si hablamos de cantautoras mexicanas de éxito y en su adultez-joven, es probable que el primer nombre que nos surja sea el de Julieta Venegas, mujer cercana a Chile en vivo y en rotación radial, con hits instalados e imagen reconocible.

Pero Julieta Venegas no tiene ningún álbum reciente ni presentación agendada próximamente en nuestro país. La verdad es que su último LP es de hace tres años. Entonces ¿por qué no estamos hablando de otro montón de connacionales suyas con trabajos que este 2022 las han consagrado en una voz distintiva?

Quiero hablarles hoy puntualmente de dos de ellas. Pasaba recién Carla Morrison, con uno de los singles de su álbum El Renacimiento, un trabajo pop que, por un lado, se ajusta a tendencias y a una ambición global, pero que además carga con confesiones y una revelación íntima nada frecuente.

“Mis otros álbumes se centraban en mi relación con otros. Este se centra en la relación conmigo misma. A partir de ahora, estoy feliz de mi oscuridad y de mi luz”, dice.

Así presentó hace unos meses Carla Morrison su disco El Renacimiento, el tercero suyo en diez años. Si antes sus canciones ya llamaban la atención por el cuidado en sus letras sobre relaciones humanas y autoconocimiento, esta vez todo es más extremo y valiente, elaborado luego de un retiro voluntario que, según ella, la tuvo con síntomas serios de depresión. Era un momento de agobio no sólo por el intenso trabajo y las muchas giras, sino también por las críticas hacia su voz y su cuerpo en redes sociales.

En el nuevo disco de Carla Morrison hay un sonido pop, adherente y seductor para canciones sobre salud mental y superación personal. Uno de esos temas se llama, de hecho, "Ansiedad". Si ustedes van a su web, encontrarán un link precisamente con ese título, en el cual la cantante comparte recursos y contactos de apoyo sobre terapias y educación en salud mental. Un cruce entre pop y asistencia sicológica totalmente atípico en el panorama actual.

Pero hay otro disco de 2022 al que tener muy presente para afinar el radar de nuevas cantautoras mexicanas. En realidad, Silvana Estrada ha publicado este año dos discos: primero el largaduración Marchita, y hace unas semanas el nuevo EP Abrazo, ambos por completo recomendables si se buscan rasgos de autoría femenina de un pop joven pero anclado a la tradición.

Silvana Estrada nació en Veracruz en 1997. Tiene formación de jazzista, es fan de Billie Holiday y vivió durante un tiempo en Nueva York. Acaso por eso sus canciones muestran un trabajo vocal particular; cuidado, minucioso, ensamblado con delicadeza a los instrumentos, y más atento a su propio timbre que al ritmo. Es pop, pero muy personal y frágil.

Algunas notas la han llamado "la heredera de Chavela Vargas", pero su música me suena muchísimo más introspectiva que la de la leyenda aquella de "En el último trago". Es pop que invita a escuchar y acercarse al "adentro" de quien canta. Siendo que sabemos que la tradición de mujeres mexicanas suele cantar bien fuerte, acusando o impugnando al "afuera".

“La tristeza es un vehículo para entender el mundo”, ha comentado Silvana Estrada en entrevistas. Sus canciones son, a la vez, un vehículo para entenderla a ella por fuera de los brillos de la promoción, en un lugar destinado al largo plazo, y representativo de algo que a veces olvidamos: la cantautoría mexicana popular se trata, también, de intimidad.

Marisol García